VacúnateYa!

Buenas vibras – El Museo del Vibrador en San Francisco

Publicado: 2012-06-10

Por Darren Wee para VICE:

Contrario a lo que se podría esperar, San Francisco no abrió un museo dedicado a los vibradores de la antigüedad sino hasta hace apenas un mes. Este ridículo desliz fue corregido por Carol Queen, sexóloga residente en la cadena de tiendas eróticas Good Vibrations, y autora tanto de artículos académicos sobre sexualidad como de erotismo. También es la estrella de Bend over Boyfriend, una serie de videos educativos para dominar el arte femenino de amarrarse un dildo y metérselo por el culo a tu novio, por supuesto, con su consentimiento. Como puedes ver, Carol no se anda con rodeos cuando se trata de coger, en especial cuando hay aparatos de penetración involucrados. Así que no nos sorprende que haya abierto un espacio físico para celebrar uno de los logros tecnológicos más importantes del último milenio: el vibrador.

VICE: ¿Cómo tuviste la idea de abrir un museo dedicado a los vibradores?

Carol Queen: El fundador de Good Vibrations, Joani Blank, coleccionaba vibradores antiguos y siempre los ha exhibido en la tienda. Eran muy populares, y la gente nos empezó a dar más vibradores, también conseguimos otros en eBay. Después de un tiempo, ¡teníamos tantos que decidimos dedicarles un espacio oficial!

Los primeros vibradores se remontan al siglo XIX. ¿Qué clase de materiales se estaba metiendo le gente en aquellos tiempos? ¿Troncos?

En aquellos tiempos los vibradores no se usaban para penetrar sino que estaban hechos para el clítoris. Aunque hay personas que les gusta usarlos dentro de la vagina y otras tantas, de cualquier sexo, que aman un poco de vibración anal, todos los vibradores antiguos estaban diseñados para estimular el clítoris. En aquellos tiempos, creían que las vibraciones curaban prácticamente todo, además de que  estimulan el flujo sanguíneo. También tenían dildos que usaban para la penetración. He leído sobre algunos de cuero, goma y madera que existían desde el siglo XIX, y antes, pero estos, hasta donde sabemos, no eran utilizados por los doctores.

Un momento. ¿Desde cuándo, fuera de películas porno, hay doctores recetando vibradores?

Desde mediados y hasta finales del siglo XIX, los médicos los usaban para tratar la histeria, una enfermedad que respondía bien a los “paroxismos histéricos”: ¡lo que yo llamo un orgasmo! Incluso antes de esa época, había vibradores que funcionaban con agua y otros con palancas. A principios del siglo XX, conforme la electricidad se extendió a todos los hogares, estos dispositivos empezaron a llegar a más manos. Llegaron en un contexto explícitamente sexual en las películas porno de los años veinte. Fue el principio de su fin como instrumentos médicos, y también el fin de la histeria, la cual fue removida de los libros de medicina en 1952.

¿Cuál es la pieza más impresionante en la colección del museo?

Mi más grande descubrimiento fue un vibrador neumático que funciona con aire comprimido. Se conectaba a un tanque como los que tienen los taladros neumáticos que ves en las calles. Obviamente, este fue un modelo que no tuvo mucho éxito.

http://antiquevibratormuseum.com


Escrito por

CONTRADULCE

Blog oficial de la Asociación de Recicladores Virtuales Especialistas en Joyas Antiguas (ARVEJA)


Publicado en

CONTRADULCE

No somos un blog de primicias.